Los ciudadanos chinos “vuelven a casa”

Es por todos conocida la afición de los extranjeros de viajar al continente europeo y por no escatimar en gastos, sobre todo en lo que a compras respecta.

Y es que, las grandes firmas de lujo hacían su particular agosto con la llegada de millones de turistas chinos cuya afición por los nombres propios de la moda es más que evidente.

Sin embargo, esta tendencia parece que comienza a revertirse. Según recoge el diario El Mundo, los recientes acontecimientos ocurridos a nivel mundial como la depreciación del yuan o la oleada terrorista que afecta a Europa han provocado que los consumidores chinos tiendan a consumir dentro de sus fronteras.

Atrás parecen haber quedado las grandes ciudades de la moda como París o Nueva York, y las firmas de lujo lo saben. De hecho, muchas ya han comenzado a mirar al continente asiático para dar un impulso a sus negocios.

Burberry es una de ellas quien ya ha puesto la mirada en China tras registrar “un alza de ventas comparable de un dígito”.

Por su parte, Bernard Arnault, presidente ejecutivo de LVMH, asegura que “lo que estamos viendo es una repatriación del consumo chino hacia la China continental”.

A estos cambios también ha contribuido la recuperación de la confianza de los adinerados del país en su propio mercado gracias, en parte, a los esfuerzos del Gobierno chino por luchar contra el negocio de la importación de productos por encargo desde el extranjero, aumentando los controles fronterizos, la igualación de los precios de las marcas normalmente más caras en China, los cambios en las políticas tarifarias o la puesta en marcha de áreas libres de impuestos.

Aunque esta es una buena noticia para las marcas que encuentran una nueva oportunidad en uno de los mercados más grandes del mundo, aumenta, sin duda, la incertidumbre ante cómo pueda golpear a los mercados occidentales tradicionales.

Comparte la Noticia
  • gplus
  • pinterest

Sobre el Autor

Análisisdafo.com

Qué opinión le merece?